Theresa May podría incumplir una promesa electoral que facilitaría la apertura de nuevos colegios católicos

Etiquetas

(InfoCatólica) El Partido Conservador se comprometió en su manifiesto electoral a abolir el límite de admisiones «injusto e ineficaz» que requiere que las nuevas escuelas confesionales recluten el 50 por ciento de sus nuevos alumnos entre niños y jóvenes de otras creencias.

Esto forzaría a las nuevas escuelas católicas con excesivas solicitudes a rechazar a los niños católicos sobre la base de su catolicismo, lo cual está prohibido por el Derecho Canónico. La Iglesia, por lo tanto, no puede abrir nuevas escuelas mientras la regulación está en su lugar.

Según el Sunday Times, Amanda Spielman, alto cargo del ministerio de Educación, ha solicitado al gobierno mantener el tope, con el argumento de que «la admisión de un 100% de alumnos que tienen la misma fe lleva a niveles crecientes de segregación dentro de las comunidades. Me siento incómoda con cualquier cosa que conduzca a una mayor segregación».

El Servicio de Educación Católica en Gran Bretaña ha advertido que no podrán abrir «ninguna escuela gratuita si el límite de admisión del 50 por ciento permanece. No hemos abierto ninguna desde 2010 a pesar de que hay una enorme demanda de educación católica en algunas regiones».

Dicha institución católica asegura que en la actualidad hay entre 40 y 50 proyectos de apertura de nuevas escuelas católicas, que podrían quedar en nada si no se cambia la ley.

Mons.John Hope, obispo de East Alia -diócesis con mayor número de nuevos proyectos educativos católicos-, ha pedido a Theresa May que cumpla con su promesa electoral, alarmado por la ausencia del tema en el reciente discurso de la Reina, siendo que es normativo que la intervención de la soberana ante el Parlamento incluya los cambios legislativos previstos por el gobierno del país.

Se da además la circunstancia de que para cambiar esa parte la ley, no hace falta que sea votada por el Parlamento, sino que basta con la voluntad del Secretario de Estado de educación.

Con información del Catholic Herald

Let’s block ads! (Why?)

Fátima, 8: Rezad mucho, rezad el Rosario (por José María Iraburu)

Etiquetas

Tiépolo, +1770 - Virgen del Rosario

¿Y tal como está el patio, qué remedio propone usted?

Muchos remedios son necesarios; pero uno de los principales –al menos así lo ve la Virgen– es el rezo del Rosario.

 

–La Virgen de Fátima llama a la oración y a los sacrificios

De los sacrificios ya  traté en el artículo (441) Expiación por los sacrificios. Veamos ahora la conversión por la oración.

La Virgen exhorta a la oración en las seis apariciones, y especialmente al Rosario. Por el pecado los hombres se alejan y separan de Dios. Por la oración se convierten a Él, vuelven al trato amistoso con el Salvador; buscan a Dios y lo hallan; expían por sus culpas; le piden perdón y gracia al Señor de la Misericordia, y son atendidas sus peticiones.

La Virgen María, en las seis apariciones de Fátima, ruega a los tres niños, y a través de ellos a toda la Iglesia, que «supliquen por la conversión de los pecadores»… «Rezad el Rosario todos los días» (1ª aparición). «Quiero que recéis el Rosario todos los días» (2ª). «Quiero que continuéis rezando el Rosario todos los días» (3ª). «Rezad, rezad mucho, y haced sacrificios por los pecadores…» (4ª). «Continuad rezando el Rosario» (5ª). «Quiero que hagan aquí una capilla en mi honor. Yo soy la Señora del Rosario. Continuad rezando el Rosario todos los días» (6ª).

Celebrando el Centenario de las apariciones, ¿atenderemos esta llamada de la Virgen al rezo del Rosario, tan urgente, grave e insistente? ¿La difundiremos?

* * *

El Rosario es la oración popular más venerable

Entre las oraciones populares, no litúrgicas,

1.–ninguna ha sido tan recomendada por la Virgen (Lourdes, Fátima).

2.–ninguna ha sido tan practicada por los santos… Santo Domingo, San Luis Mª Grignion de Montfort, San Pío de Pietrelcina: ««el rezo del rosario era su oración preferida: lo recitaba de continuo, misterio tras misterio, todo el tiempo disponible» (P. Leandro de Ocáriz, Pío de Pietrelcina, S. Pablo, Madrid 1999, 301).

3.–ninguna tiene una difusión tan grande entre los cristianos de la Iglesia latina, en el rezo privado, en familia, en parroquias y comunidades, en encuentros y peregrinaciones, en Reglas religiosas;

4.–ninguna ha sido tan recomendada por los Papas. Son muchos los documentos del Magisterio pontificio dedicados al elogio del Rosario. Destaco a León XIII, que le dedicó numerosos textos, especialmente la encíclica Supremi apostolatus officio (1884); San Juan XXIII, Il religioso convengo (1961); el beato Pablo VI, Marialis cultus (1974 = MC); San Juan Pablo II, Rosarium Virginis Mariae (2002 = RVM): «el Rosario es mi oración predilecta. ¡Plegaria maravillosa! Maravillosa en su sencillez y en su profundidad» (RVM 2).

«Algo tendrá el agua cuando la bendicen».

* * *

Formación del Rosario (ss. XIII-XV)

En un manuscrito de 1501 se dice que «el Rosario tuvo su origen principal en la orden de San Benito, se fortaleció en la Cartuja, y tuvo su consumación y difusión en los Predicadores» [dominicos] (Dict. Spirit.: «rosaire», 1988, 941). El Psalterium beatae Mariae fue considerado, y a veces así llamado, al menos ya en 1234: ib). Ciento cincuenta son los Salmos y ciento cincuenta las Avemarías. Y tanto cada Salmo en la liturgia de las Horas, como cada uno de los misterios del Rosario, rezado en diez Avemarías, se consuman en la proclamación suprema del Gloria trinitario.

Desde el siglo XIII hasta hoy, gracias sobre todo a las innumerables Cofradías del Rosario, fomentadas especialmente por los dominicos, como en la vida diaria de fieles y de familias, de parroquias y comunidades, el Rosario se ha mantenido siempre vivo, y en no pocos lugares ha crecido su rezo.

* * *

Oración vocal

La oración vocal, recitando fórmulas oracionales ya compuestas, es el modo de orar más humilde, más fácil de enseñar y de aprender, y el más practicado en el pueblo cristiano tradicional. Vale en todas las edades espirituales, y recitando el Padrenuestro, el Avemaría, los Salmos, el Credo y otras oraciones, litúrgicas o no, aprobadas por la Iglesia, tiene una gran fuerza catequética: «lex orandi, lex credendi». Cuando los Apóstoles pidieron al Maestro que les enseñara a orar, les enseñó el Padrenuestro, una oración vocal. Este modo de oración no debe hacerse, por supuesto, en forma mecánica, con la mente ausente. Su norma práctica, formulada ya desde antiguo, es muy simple: «que la mente concuerde con la voz» (Vat. II, SC 90).

Oración contemplativa

Motivo principal para recomendar el Rosario «es por ser un medio sumamente válido para favorecer en los fieles la exigencia de contemplación del misterio cristiano… El Rosario forma parte de la mejor y más reconocida tradición de la contemplación cristiana» (RVM 5). Todos los misterios fundamentales de la fe cristiana son evocados desde el anuncio de le Encarnación del Verbo hasta la institución de la Eucaristía.

Santa Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia especialmente en el camino de la oración, escribe en contra de pseudomísticos [y de ilustrados progres actuales]: «No penséis que se saca poca ganancia de rezar vocalmente con perfección. Os digo que es muy posible que estando rezando el Padrenuestro os ponga el Señor en contemplación perfecta, o rezando otra oración vocal» (Camino perfección 25,1).

* * *

Contemplamos a Cristo con María

«Contemplad al Señor y quedaréis radiantes» (Sal 33,6). En el Rosario contemplamos uno a uno los misterios principales del Salvador a través de los ojos de María, rezando a ella y con ella. Como dice el papa Juan Pablo II,

«La contemplación de Cristo tiene en María su modelo insuperable. El rostro del Hijo le pertenece de un modo especial. Ha sido en su vientre donde se ha formado, tomando también de Ella una semejanza humana que evoca una intimidad espiritual ciertamente más grande aún. Nadie se ha dedicado con la asiduidad de María a la contemplación del rostro de Cristo. Los ojos de su corazón se concentran de algún modo en Él ya en la Anunciación, cuando lo concibe por obra del Espíritu Santo; en los meses sucesivos empieza a sentir su presencia y a imaginar sus rasgos. Cuando por fin lo da a luz en Belén, sus ojos se vuelven también tiernamente sobre el rostro del Hijo, cuando lo “envolvió en pañales y le acostó en un pesebre” (Lc 2, 7)» (RVM 10). La Virgen María vive todo lo que Cristo vive en su vida pública, tanto cuando lo aclaman como cuando lo insultan y persiguen. Está contemplando a Jesús clavado en la cruz, y su mirada «en la mañana de Pascua será una mirada radiante por la alegría de la resurrección y, por fin, una mirada ardorosa por la efusión del Espíritu en el día de Pentecostés (cf. Hch 1, 14)» (ib.).

María, absorta en Jesús por el amor, «vive mirando a Cristo y tiene en cuenta cada uno de de sus palabras: “guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón”  (Lc 2, 19; cf. 2, 51)… María propone continuamente a los creyentes los “misterios” de su Hijo, con el deseo de que sean contemplados, para que puedan derramar toda su fuerza salvadora. Cuando recita el Rosario, la comunidad cristiana está en sintonía con el recuerdo y con la mirada de María» (ib.11).

* * *

El Rosario nos centra en lo central 104 veces al año

¿Es posible que un cristiano no recuerde en todo el año, por ejemplo, los azotes que Cristo sufrió atado a la columna, y que sólo los recuerde el Viernes Santo? No solamente es posible; es probable que, en no pocos cristianos, esto sea lo más frecuente. ¿Y no es algo lamentabilísimo?… Es una vergüenza.

Pues bien, si rezamos el Rosario cada día, rezando los misterios dolorosos los martes y viernes de todas las semanas, contemplaremos cada año con María 104 veces a Jesús, azotado por nuestros pecados (dos días durante cada una de las 52 semanas del año).  Un recuerdo orante con María de los azotes sufridos por Cristo para nuestra redención: un misterio, unos cinco minutos. Esto es una gran cosa, y  por supuesto sucede con todos los 20 misterios que alternativamente vamos rezando al paso de semanas y meses. El Rosario mantiene vivos durante todo el año los momentos fundamentales de la vida de Cristo y de María.

El papa San Pío V en la bula pontificia Consueverunt Romani Pontifices (17-IX-1569) ordenó las normas fundamentales que daban y siguen dando forma universal al Rosario, devoción mariana que, iniciada en los siglos XIII-XV sobre todo en la zona reno-flamenca, se había desarrollado grandemente por toda la cristiandad, especialmente difundida por la Orden de Predicadores.

San Pío V, que era dominico, dice en la Bula: «Y así Domingo veía esa sencilla manera de orar y suplicar a Dios, accesible a todos y piadosamente, que se llama Rosario, o Salterio de la Santísima Virgen María, en el que la misma Santísima Virgen es venerada por el saludo angélico repetido Ciento cincuenta veces [Avemarías, rezadas en tres secciones, misterios gozosos, dolorosos y gloriosos], es decir, según el número del Salterio de David, y por la Oración del Señor [Padrenuestro] con cada década. Interpuestas con estas oraciones son ciertas meditaciones [misterios]que muestran toda la vida de Nuestro Señor Jesucristo, completando así el método de oración ideado por los Padres de la Santa Iglesia Romana». En el mismo documento se confirman los indultos e indulgencias concedidas por sus predecesores a quienes rezan el Rosario. 

El papa Juan Pablo II añadió en 2002 los misterios luminosos, que actualizan la memoria del Bautismo de Jesús, Caná, la predicación del Evangelio y la conversión de los pecadores, la Transfiguración y la Eucaristía (RVM 21).

* * *

El inicio del Rosario puede ser el «Dios mío, ven en mi auxilio» acostumbrado al principio de las Horas litúrgicas. También puede incluirse la recitación del Credo, signarse o persignarse con la señal de la Cruz. O rezando una oración de contrición por el pecado.

*

La enunciación del misterio «que vamos a contemplar» debe ser claramente formulada, y puede ser ampliada por una breve lectura evangélica en la que se recuerde el acontecimiento que va a ser actualizado en la oración con la Virgen.

*

El Padrenuestro, la oración suprema de la Iglesia, inicia majestuosamente el rezo del misterio. Dos artículos de este blog comentan la oración dominical (277) y el (278).

*

El Avemaría, 50 veces rezada en cada parte del Rosario completo, es sin duda desde los siglos XIII y XIV la principal de las oraciones a la Virgen María. En un principio se rezaba sólo la primera parte: Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum (la salutación angélica de Gabriel: Lc 1,28), benedicta tu in mulieribus et benedictus fructus ventris tui (el saludo excelso de Isabel, Lc 1,42, al recibir la visita de la Madre del Salvador del mundo). Pronto se añadió el nombre de Jesús, que viene a ser el centro del Avemaría.

Siendo éste un saludo solemne a la Santísima Madre de Jesús, esta oración era acompañada frecuentemente en le edad media por una inclinación, genuflexión o postración, asociando en la oración alma-cuerpo. Así lo vemos, por ejemplo, en cierta biografía de San Luis de Francia (+1270), escrita por uno de sus capellanes.

Pronto también se añadió la segunda parte, sancta Maria, Mater Dei, ora pro nobis, peccatoribus, nunc et in hora mortis nostri. Amen.

El Padrenuestro está formado por siete peticiones: las cuatro primeras dedicadas a la glorificación de Dios, y las otras tres a las necesidades de los hombres.

El Avemaria en cambio se inicia con siete alabanzas dirigidas a la Virgen con un amor que no se cansa de expresarse: Ave – gratia plena – Dominus tecum – benedicta tu – benedictus frutus –sancta – Mater Dei… Realmente el Rosario es un ramo de rosas de los hijos a la Madre, y cumple exactamente su profecía: «todas las generaciones me llamarán bienaventurada» (Lc 1,48).

–Y se termina en una sola petición, que tampoco se cansa de pedir repetidamente a la que es «omnipotente en la súplica»: Ora pro nobis. Ella ora por nosotros «ahora y en la hora de nuestra muerte», porque, al igual que su Hijo, junto al Padre y al Espíritu Santo, «vive siempre para interceder por nosotros» (Heb 7,25).

Desde el principio, «“la oración de la Iglesia está como apoyada en la oración de María” (Catecismo. 2679)… “No tienen vino” (Jn 2,3)» (RVM 16).

*

El Gloria con el que termina la decena de Avemarías, lejos de ser una jaculatoria de transición sin mayor importancia, es la corona de todo el misterio rezado. El Padrenuestro inicial, las diez Avemarías, la contemplación y memoria del misterio, vienen a ser –valga la imagen– como un cohete que va ascendiendo y que finalmente explota en la formidable doxología trinitaria: Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto!

«La doxología trinitaria es la meta de la contemplación cristiana» (RVM  34). Como las decenas del Rosario, así terminan también las Plegarias aucaristicas: «Por Cristo, con Él y en Él, a ti, Dios padre omnipotente, en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos». Y así, con el Gloria, se termina también en la Liturgia de las Horas el rezo o el canto de cada salmo y cada cántico.

*

Las letanías de Loreto son una maravilla, son ventanas abiertas al mundo glorioso de María. Son bíblicas,tradicionales, profundas, poéticas, originadas en el siglo XIII. Algunos hoy pretenden sustituirlas por otras letanías más «modernas», compuestas por su propia creatividad; pero generalmente no superan ni de lejos la verdad y belleza de las letanías lauretanas, tan asimiladas en la devoción universal católica.

*

Al final del Rosario es santa tradición rezar por el Santo Padre y por el Obispo local, por los difuntos, así como por otras intenciones especiales. También es costumbre rezar o cantar la Salve, Regina. Y si un sacerdote o diácono ha presidido la oración, conviene que la termine con una bendición sacramental.

* * *

El Rosario en familia

Muchas veces se reza solo, pero también en parroquias, comunidades y en la familia. Sobre esta última escribe el beato Pablo VI en su exhortación apostólica Marialis cultus:

52. «En continuidad de intención con nuestros Predecesores, queremos recomendar vivamente el rezo del Santo Rosario en familia. El Concilio Vaticano II ha puesto en claro cómo la familia, célula primera y vital de la sociedad «por la mutua piedad de sus miembros y la oración en común dirigida a Dios se ofrece como santuario doméstico de la Iglesia» (AA, n. 11). La familia cristiana, por tanto, se presenta como una Iglesia doméstica (LG, n.11) […] si fallase este elemento [la oración en común] faltaría el carácter mismo de familia como Iglesia doméstica. Por eso debe esforzarse para instaurar en la vida familiar la oración en común.

53. «De acuerdo con las directrices conciliares, la Liturgia de las Horas incluye justamente el núcleo familiar entre los grupos a que se adapta mejor la celebración en común del Oficio divino: Conviene que la familia, en cuanto sagrario doméstico de la Iglesia, no sólo eleve preces comunes a Dios, sino también recite oportunamente algunas partes de la Liturgia de las Horas, con el fin de unirse más estrechamente a la Iglesia” (AA, n.27 [cf. Vaticano II, SC 100; Juan Pablo II, RVM ]). No debe quedar sin intentar nada para que esta clara indicación halle en las familias cristianas una creciente y gozosa aplicación.

54. «Después de la celebración de la Liturgia de las Horas –cumbre a la que puede llegar la oración doméstica–, no cabe duda de que el Rosario a la Santísima Virgen debe ser considerado como una de las más excelentes y eficaces oraciones comunes que la familia cristiana está invitada a rezar. Nos queremos pensar y deseamos vivamente que cuando un encuentro familiar se convierta en tiempo de oración, el Rosario sea su expresión frecuente y preferida». 

* * *

Valdés, +1725 - Lepanto

La Virgen María, defensa de la Iglesia

«La Iglesia ha visto siempre en esta oración [del Rosario] una particular eficacia, confiando las causas más difíciles a su recitación comunitaria y a su práctica constante», dice Juan Pablo II. «En momentos en que la cristiandad misma estaba amenazada, se atribuyó a la fuerza de esta oración la liberación del peligro, y la Virgen del Rosario fue considerada como propiciadora de la salvación» (RVM 39). Se refiere el Papa a la batalla de Lepanto.

El Imperio otomano de los turcos dominaba en el siglo XVI en Tierra Santa, Constantinopla, Grecia, norte de África, etc, y su armada marina, la mayor del mundo, se había adueñado del Mediterráneo. La invasión de la Europa cristiana era inminente, aunque los reyes cristianos no se unían para impedirlo. El papa San Pío V, dominico, consiguió muy laboriosamente en 1971 la formación de una Liga Santa, poniendo a su cabeza al rey Felipe II de España, que confió la guía de la gran armada cristiana a su hermanastro Don Juan de Austria. El Papa pidió a toda la cristiandad que rezara a la Virgen María el santo Rosario, para que por su intercesión se lograra la victoria. Su petición fue oída, y concretamente los marinos de la Liga Santa rezaron el Rosario durante horas antes de entrar en combate el 7 de octubre de 1571. La batalla naval fue quizá la más grande de la historia, porque enfrentó unos cien mil hombres de cada parte. La victoria de la Liga Santa logró una victoria total, en la que 205 galeras otomanas fueron hundidas o capturadas. La amenaza de los turcos fue definitivamente eliminada.

La victoria cristiana fue atribuida desde el principio a la intercesión de la Virgen, solicitada en el Rosario. El Senado de Venecia escribió a las naciones cristianas participantes en el combate: «No fueron los generales, ni los batallones, ni las armas lo que nos trajo la victoria. Fue Nuestra Señora del Rosario». El papa Pío V estableció que cada 7 de octubre se celebrara la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias. Su sucesor Gregorio XIII en 1573 cambió el nombre de la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario.

* * *

«Yo soy la Virgen del Rosario. Rezad mucho, rezad el Rosario»

Estas palabras, dichas por la Virgen de Fátima a los tres niños videntes, nos las vuelve a decir ahora con razón mucho mayor, cuando celebramos su Centenario, en momentos en que la Iglesia católica sufre amenazas externas y también internas que son sin duda mayores que las del tiempo de Lepanto.

Recemos el Rosario a la Virgen, y que Ella muestre hoy una vez más que es Reina de todo lo creado

«Dijo Dios a la serpiente: pongo hostilidad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y su descendencia: ella te aplastará la cabeza, cuando tú la hieras en el talón» (Gen 3,14-15). «Eres bella, amada mía, fascinante como Jerusalén, imponente como un ejército en orden de batalla» (Cant 6,3).

José María Iraburu, sacerdote

Índice de Reforma o apostasía

 

 

 

 

 

 

 

 

Let’s block ads! (Why?)

La Eutanasia

Etiquetas

Hace unos días he leído la noticia que Pedro Sánchez, del PSOE, y Garzón, de IU,  han llegado al acuerdo que si llegan al poder una de sus primeras leyes será legalizar la eutanasia.

Para el Diccionario de la Real Academia “eutanasia es acortamiento voluntario de la vida de quien sufre una enfermedad incurable, para poner fin a sus sufrimientos”. El Catecismo Joven de la Iglesia Católica, en línea con la enseñanza del Catecismo de la Iglesia Católica (2277-2279), el YouCat, nos dice en su número 382: “La eutanasia en sentido propio, es decir, toda acción u omisión que por su naturaleza y en la intención causa la muerte con el fin de eliminar cualquier dolor, constituye siempre un homicidio, gravemente contrario a la Ley de Dios”.

En consecuencia hemos de decir no a la eutanasia activa, pues matar para aliviar el dolor o la agonía no es una práctica ética y el personal sanitario está para curar y no para matar, no siendo desde luego lo mismo provocar la muerte que permitirla. Nadie tiene derecho a matar a nadie. La presencia de la intención de provocar la muerte, es lo que caracteriza la eutanasia. Sus defensores lo que piden es poder matar en determinadas circunstancias. En el juramento hipocrático, compendio durante tantos siglos de la ética médica, se dice: “no administraré a nadie un fármaco mortal, aunque me lo pida, ni tomaré la iniciativa de una sugerencia de este tipo”. Permitir la eutanasia trae como consecuencias, como lo muestra los casos de Holanda y Bélgica, muertes sin consentimiento del paciente e incluso con su rechazo  y como consecuencia desconfianza en las instituciones sanitarias, aparte de la paradoja que supone que para respetar la dignidad de un ser humano se le mate. Si la eutanasia tiene soporte legal, es indiscutible que los legisladores que contribuyen a aprobarla, son también responsables de los homicidios que se cometen. Por supuesto estoy en contra de la eutanasia, a la que considero un acto criminal y homicida, pero si se hace además en contra de la voluntad del paciente, se trata de un asesinato en toda regla. El crimen es crimen, se haga físicamente o desde un sillón parlamentario.  Recordemos que Himmler en su vida sólo presenció un fusilamiento y sin embargo ha pasado a la Historia como un gran genocida. Además el médico está para curar, no para matar, y el ideal de un médico puede ser Hipócrates, pero desde luego no Mengele.

Por ello me parece interesante ver lo sucedido en Holanda. Mi fuente de información es Internet, buscando en Eutanasia Holanda. En ese país se despenaliza la eutanasia en 1993 (no se culpaba a los médicos que la practicaban) y lo que comenzó siendo una práctica tolerada se establece como Ley en el año 2002. A partir de ese momento la ley holandesa considera legal la intervención directa y eficaz del médico para causar la muerte del paciente que sufre una enfermedad irreversible ​o que se encuentra en fase terminal y con padecimiento insoportable. Una primera consecuencia es que desde ese momento las eutanasias han crecido un 73% en los últimos diez años, según revela “Lifenews”. La tendencia creciente sigue imparable y así en el 2012 hay 4360 casos, de los que oficialmente 310 son eutanasias no consentidas, un 7% del total. Pero en el 2016 son ya 6091, con un aumento del 10% sobre el año anterior.

Pero la realidad es que el número de eutanasias no consentidas es muy superior a la cifra oficial. Una encuesta llevada a cabo por el fiscal general del Estado holandés, garantizando anonimato, confidencialidad e impunidad jurídica dice que prácticamente en la mitad de los casos se ha hecho sin consentimiento del paciente.  En la mayor parte de los casos los médicos alegaron que el paciente tenía dificultad para comunicarse. Para un 51% de los médicos la eutanasia es una opción digna.

No es extraño que bastantes ancianos con apego a la vida no quieran ni oír hablar de ir a un hospital holandés. Muchos de ellos llevan consigo un documento en el que solicitan no se les aplique la eutanasia e incluso que no se les lleve a un hospital.

Aquí en España puede pasarnos lo mismo si ganan Sánchez y Garzón. Si voy a un hospital de la Seguridad Social, quiero estar seguro que se va a intentar curarme, no matarme. Si esta ley se aprueba y con la tendencia que hay al deslizamiento no estoy muy convencido que, en poco tiempo, no nos pase lo de Holanda. Y es que lo tengo muy claro: con mi vida no se juega. Por ello lucharé con todas mis fuerzas contra la eutanasia y no tendré reparo en llamar presuntos criminales a quienes favorezcan o quieran favorecer mi asesinato, y para que no hay dudas considero así a todos los políticos que voten a favor del aborto.

Todo esto me lleva a plantearme el problema de mi propia muerte. Creo que es bueno, si nos sentimos católicos, que nuestros familiares sepan que deseamos morir como buenos cristianos en paz con Dios y que les pidamos ya ahora que no duden en llamar al sacerdote. Estemos ciertos del infinito amor que Dios nos tiene, mayor que el que yo tengo hacia mí mismo, lo que significa que puedo fiarme de Él. Dios me pide que me arrepienta de mis pecados con el sacramento de la Penitencia y que con la ayuda de su gracia, haga lo posible por quererle. Si con mi vida no se juega con mi salvación menos.

Let’s block ads! (Why?)

El rastro mortal de las pseudoterapias en España

Etiquetas

El medio digital español El Confidencial ha publicado un reportaje sobre los efectos letales de las pseudoterapias en algunos de sus seguidores, firmado por Rocío P. Benavente. En él recoge casos reales de afectados por estas propuestas. Por su interés, lo reproducimos a continuación.

Sin tratamiento por seguir la Nueva Medicina Germánica

María en realidad no se llama María, pero no quiere decir su nombre real porque eso puede meterla en un lío con su madre. La madre de María está enferma, “tiene un cáncer de mama y no quiere tratarse”, y eso ha convertido la relación entre ambas en algo delicado en lo que la preocupación por la salud de esta lo invade todo, aunque no se hable de ello casi nunca.

No tendría por qué ser así. El tumor que le diagnosticaron hace un par de años tiene por lo general un buen pronóstico si se trata adecuadamente y a tiempo. María no sabe si están a tiempo. María no sabe casi nada de la evolución de la enfermedad de su madre porque ésta decidió poner su suerte en manos de la Nueva Medicina Germánica (NMG), una pseudociencia creada por el alemán Ryke Geerd Hamer devenida auténtica secta.

La NMG predica que el origen del cáncer es siempre emocional: una mala experiencia, un conflicto sin resolver, algún tipo de desequilibrio del que podemos o no ser conscientes y del que el universo y la naturaleza nos ayudan a tomar conciencia y a afrontar gracias precisamente a la aparición de un tumor.

Por tanto, los tratamientos médicos son inútiles e incluso contraproducentes: ni operaciones, ni quimioterapia, ni medicamentos. El paciente debe tomar conciencia del problema, resolver sus conflictos, alejarse de todo y de todos los que le resulten ‘tóxicos’ y eso es lo que aliviará su enfermedad. Además, es importante que se lo crea absolutamente, puesto que un atisbo de escepticismo dará al traste con la supuesta curación.

“Música arcaica” como tratamiento

María cuenta que su madre prometió en el momento de su diagnóstico que se iba a quitar aquel inquietante bultito, “pero que antes quería probar otras cosas”. Durante meses dio a todos largas sobre su enfermedad, y mientras tanto comenzó a contactar por internet con distintas corrientes pseudocientíficas. Fue pasando de una a otra hasta caer en la NMG.

En ese momento, explica María, la situación se descontroló. Esta doctrina asegura que “los analgésicos y la quimio actúan como fijaciones permanentes y muy dramáticas del conflicto”, y que la forma de curarse es escuchar un CD de “música arcaica” (que no funciona en pacientes que lo compatibilicen con la quimioterapia) y alejarse de cualquier conflicto, así como de las personas que lo generan.

María cuenta que su madre ahora es otra persona, alguien que rehúye hablar de su enfermedad y que cuando lo hace, evita dar respuestas concretas. “Te dice que está bien, que va mejor, pero cuando le preguntas que cómo lo sabe, que qué pruebas se ha hecho y qué marcadores han mejorado, responde que ella lo sabe y con eso es suficiente”.

“Le han lavado el cerebro”

Además, “le han lavado el cerebro”. Uno de los pilares de esta pseudociencia consiste en apartar a los enfermos de cualquier persona que ellos consideran tóxica, lo que supone en la práctica alejarlos de cualquier comentario crítico que ponga en cuestión sus decisiones respecto a su enfermedad. En su lugar, suplen esas críticas con comentarios que reafirman al paciente, haciéndole sentir parte de un grupo privilegiado, con un saber especial, pero fuertemente identificados con el líder, para no disentir.

Es uno de los elementos comunes que muestran una serie de pseudociencias sectarias en alza en España: dan a sus adeptos unas claves simples de cómo funciona el mundo y cómo pueden controlarlo. Si resuelves tus problemas y evitas los conflictos, te librarás de morir a causa de un cáncer. “¿Quién no querría tener en su mano una solución tan buena para una enfermedad que da tanto miedo?”, explica Emilio Molina, miembro de RedUNE, una asociación de prevención y ayuda ante el abuso de debilidad y las derivas sectarias.

Su equipo ayuda a personas que han logrado salir de uno de estos grupos, así como a personas cuyos familiares son adeptos y buscan sacarles. Conoce bien los mecanismos de acción de grupos como la NMG y otros derivados de esta como la biodescodificación o bioneuroemoción (encabezadas por el español Enric Corbera), las constelaciones familiares, la medicina antroposófica y otras similares.

Hacer una clasificación no es sencilla, puesto que las diferencias no son muy evidentes y unos grupos cambian y se renombras con frecuencia, pero todos tienen en común explicaciones fantasiosas de la causa de las enfermedades y otros problemas, una exigencia de compromiso emocional por parte del paciente y un intento más o menos velado de manipulación de sus adeptos.

“Ahora las sectas están en internet”

Pero sus formas de actuación se parecen. “En algunos casos no puedes preguntar por qué te pasan las cosas, por ejemplo ‘¿por qué he tenido este accidente?’, sino para qué, lo cual ya muestra un mecanismo de control mental y del lenguaje. Además, así estás asumiendo que las causas son las que ellos te han dicho y eso no se debate”, explica Molina. No aceptan las críticas, y si se te ocurre contravenir al líder, todo el grupo que tan bien te había acogido se vuelve contra ti”.

Una figura paternal autoritaria de la que se busca aprobación, una presión de grupo que te acoge con calidez siempre que no te vuelvas contra sus principios y una explicación del mundo que te quita el miedo a la enfermedad son los tres pilares básicos de estas corrientes. “La gente piensa en las sectas como las comunas opacas de los años 60 y 70, pero ahora las sectas utilizan esos mismos principios a la vista de todos, gracias a internet”.

María está de acuerdo. “Lo peor que le pudo pasar a mi madre fue que le pusieran internet en casa”, concluye enfadada y agotada de buscar la forma de convencer a su madre para que se haga al menos una prueba poco invasiva que revele cómo de rápido ha avanzado su enfermedad y en qué estado se encuentra ahora mismo.

Un linfoma sin tratar

A Alberto, que tampoco se llama en realidad Alberto, también se le llevan los demonios cuando cuenta su historia. Porque Alberto tiene una hija de veintipocos años con un linfoma de Hodgkin y tampoco se quiere tratar. Cuando menciona el estado inicial de la enfermedad en el momento del diagnóstico y lo fácil y rápido (apenas unos meses) que habría sido tratarla, no puede evitar que se le eleve el tono de la voz.

Porque la hija de Alberto tampoco quiere tratarse. Lo que iba a ser una solución rápida se complicó cuando la bioneuroemoción se metió por medio. Esta corriente es en realidad una variación de la NMG que asegura que no sólo el cáncer, sino todo lo que nos pasa en nuestra vida, desde enfermedades a accidentes (o robos, o violaciones…) lo pone el universo en nuestro camino para llamar nuestra atención sobre conflictos que debemos resolver.

Y muchas veces, resolverlos significa alejarnos de nuestra familia o seres queridos, precisamente aquellos que insisten en la necesidad de ir al médico, de operarse, de tratarse… Alberto no da su nombre real porque acaba de retomar el contacto con su hija después de varios meses sin verla ni hablar con ella. Aceptó volver a verle y a hablar con él con la condición de que no se mencionase su linfoma. Alberto no sabe si se está tratando ni cuál es el avance de la enfermedad a día de hoy.

“O cambia de idea, o se me muere”

La bioneuroemoción, igual que otras corrientes parecidas, funcionan a través de cursos y sesiones por las que cobran cantidades que varían según si son en grupo, individuales o presenciales. Las llaman “acompañamientos” y, a diferencia de los materiales de la NMG, en ningún momento mencionan explícitamente el abandono de las terapias médicas. “Pero en ellas sí se insinúa que la medicina tradicional no es suficiente o que no va a la verdadera razón de lo que te pasa”, explica Molina. Si a eso se añade que no se refiere ya sólo a la salud sino a cualquier evento en la vida de sus adeptos, su efecto de control sobre ellos no deja de crecer.

De hecho, una de las bases de los tratamientos que recomienda la bioneuroemoción son las cuarentenas: periodos de cuarenta días (aunque pueden ser más largos), en los que el paciente debe aislarse totalmente de su familia y seres queridos para curarse al eliminar cualquier influencia problemática o tóxica. En esos periodos, solo otros miembros del grupo pueden acompañarle.

“Te aíslan de la realidad”. Alberto ve con esperanza la ventana de comunicación que se ha vuelto a abrir entre él y su hija, y espera que con el tiempo pueda convencerla para que se trate, aunque no sabe cuánto tiempo tiene. “He aprendido a vivir con la idea de que o mi hija cambia de opinión y se cura o se me muere”.

“No hay un solo perfil de víctima”

El problema, señala el psicólogo experto en sectas José Miguel Cuevas, es pensar que sólo un tipo concreto de personas puede caer en manos de una secta. “No es una cosa que le pase a gente ignorante o inculta. Hay distintos tipos de sectas que van a distintos tipos de gente: algunas buscan gente muy inteligente, otra a gente con posibilidades de influencia, otra a gente con problemas…”.

Además del miedo a la enfermedad, al sufrimiento que pueda conllevar, y a la muerte, el mayor factor de riesgo es la desinformación sobre el comportamiento típico de estos grupos, lo que dificulta que nos demos cuenta a tiempo de dónde nos estamos metiendo (nosotros o un familiar o amigo).

A esto hay que añadir que muchos grupos sectarios no se presentan ante nosotros con su verdadero carácter. Por eso, Cuevas considera esencial conocer algunos indicios que pueden, cuando entramos a formar parte en un grupo nuevo, darnos la voz de alerta de que lo que vemos no es todo lo que hay.

Cómo reconocer un grupo sectario

¿Quién financia esto? Una forma común en que estos grupos reclutan nuevos miembros es a través de actividades que nada tienen que ver con su verdadero interés: cursos de inglés, actividades universitarias, charlas y conferencias… Normalmente gratuitos o a precios muy económicos. “Todos sabemos que nadie regala nada. Si te encuentras con una oferta de este tipo, investiga quién está detrás”.

– Eres recibido con un bombardeo de amor. El término sale del inglés ‘lovebombing’ y, dicho de un grupo sectario, se refiere al intento de manipular a alguien recién llegado forzando su sentimiento de unidad y pertenencia frente a una sociedad que siempre será más hostil. “Acabas de llegar y ya te sientes muy apreciado y muy importante, hay mucho interés en ti, un interés que tu instinto te dice que parece muy forzado”.

Cambios de matiz. Comenzaste yendo a una clase de inglés y de pronto te ofrecen apuntarte a otra cosa, con la misma gente, pero que no tiene nada que ver con esas clases, con un carácter más personal… Es el momento de empezar a desconfiar.

– Grupos con una jerarquía rígida. Los grupos sectarios se caracterizan por tener un líder indiscutible y una ‘cúpula’ a su alrededor. A medida que se unen más miembros, se van formando distintos niveles de acceso a esa cúpula y a su líder. “Además, siembre hay cierto grado de secretismo, hay cosas que no puedes saber hasta que no lleves cierto tiempo y hayas pasado ciertos ritos”.

Sentimiento de deuda. Como mecanismo de coacción para que nadie a nadie se le ocurra sacar los pies del tiesto, los grupos sectarios ejercen la presión de los pares (los otros miembros te atacarán si criticas) y un sentimiento de deuda por lo que has aprendido y lo que han hecho por ti.

– Uso de términos rimbombantes. Cada grupo busca vender su versión del mundo, y a menudo lo hacen con palabras rimbombantes que probablemente nunca hayas oído antes y que incluso pueden estar patentadas por motivos comerciales. Desconfía de cualquier término que sirva para explicar el mundo y del que nadie más ha oído hablar.

Críticas genéricas. A la medicina, al sistema sanitario, al sistema educativo, incluso a tu familia… Son críticas generales destinadas a aislarte de tu entorno habitual para asegurarse de que no estarás expuesto a otras ideas que no sean las suyas.

Let’s block ads! (Why?)

María Elvira Roca: «Lutero se ha paseado por la historia de Europa inmune a la verdad, a los hechos y a la lógica»

Etiquetas

(InfoCatólica) María Elvira Roca recuerda que ni siquiera es seguro que Martín Lutero clavara sus famosas tesis en la iglesia de Wittenberg:  

«Hace mucho que se duda de que clavara sus tesis; las menciones al acto desafiante aparecen mucho después conforme se va adornando y mitificando al personaje Lutero y al cisma que trajo consigo.  Pero, si non è vero, è ben trovato. Resulta mucho menos heroico mandar por correo –que es lo que con toda probabilidad sucedió– el texto de protesta al obispo de Maguncia».

Roca advierte que «el cisma luterano es la manifestación de un problema político, y haberlo mantenido en el orbe de lo religioso enturbia completamente su comprensión» y asegura que «Lutero fue el gran valedor de las oligarquías, el garante religioso de un feudalismo tardío que mantuvo a Alemania en el atraso y la pobreza».

María Elvira recuerda que «la “libertad luterana” no resiste una mirada cercana y libre de prejuicios. Comenzó provocando una guerra espantosa que se llamó la Guerra de los Campesinos y que dejó más de 100.000 muertos en los campos del Sacro Imperio”. El propio Lutero «se pone al servicio de los príncipes alemanes y alienta la violencia brutal con que los grandes señores germánicos acabaron con estas rebeliones de campesinos: “contra las hordas asesinas y ladronas mojo mi pluma en sangre, sus integrantes deben ser estrangulados, aniquilados, apuñalados, en secreto o públicamente, como se mata a los perros rabiosos”».

Para Roca Barea la «libertad religiosa o libre examen son dos iconos lingüísticos acuñados por Lutero que no tuvieron nunca un reflejo en la realidad, como demuestra primero la lógica y luego la historia». Y explica:

«No hace falta siquiera pensar mucho para ver a dónde va a parar la libertad luterana. Si tal cosa hubiera existido alguna vez, siquiera teóricamente, también los católicos u otras facciones protestantes hubieran tenido derecho a ella. Si el cristiano es libre para interpretar los textos sagrados, entonces, también la interpretación católica es posible y debe ser aceptada. Y debería haber sido respetada en consonancia con la «libertad religiosa» que Lutero y sus diáconos predicaban. Si la lógica humana no es una patraña desde su misma raíz, esto es así. Pero lo cierto es que el nuevo clero creó una versión del cristianismo que fue la única aceptable y todas las demás fueron proscritas y perseguidas; la católica por supuesto, pero también los anabaptistas, calvinistas, menonitas, etcétera».

La filóloga andaluza recuerda que Lutero «fue furiosamente antisemita y prefigura el programa nazi. La noche de los Cristales Rotos se hizo en honor a su 450 cumpleaños». Y lo demuestra:

«Lutero fue no solamente anti-latino sino furiosamente antisemita. El filósofo alemán Karl Jaspers escribió que el programa nazi está prefigurado en Martín Lutero, que dedicó a los judíos párrafos espeluznantes: «Debemos primeramente prender fuego a sus sinagogas y escuelas, sepultar y cubrir con basura a lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza». El primer gran pogromo de 1938, la noche de los Cristales Rotos, fue justificado como una operación piadosa en honor de Martín Lutero, por su 450 cumpleaños. A las elecciones de 1933 concurrió Hitler con un soberbio cartel donde la imagen de Lutero y la cruz gamada aparecen juntas. Las celebraciones luteranas de los nazis fueron espectaculares. Con idéntica ferocidad alentó y justificó Lutero la quema de brujas, que dejó en Alemania no menos de 25.000 víctimas, según Henningsen. Llevamos tantos miles, millones de muertos con este asunto que es mejor no hacer cuentas».

Martín Lutero: mitos y realidades (artículo completo)

Comprar ‘Imperiofobia y Leyenda Negra’ (Siruela)

Let’s block ads! (Why?)

Martín Lutero: mitos y realidades

Etiquetas

Dice la leyenda que el 31 de octubre de 1517 el monje agustino Martín Lutero (1483-1546), escandalizado por el vergonzoso espec­táculo que la Iglesia ofrecía e indignado por la venta de indulgencias, clavó en las puertas de la iglesia de Wittenberg las 95 tesis que desafiaban el poder de Roma. Se cumplen por tanto 500 años y Alemania está celebrando con fasto este aniversario. Merkel y Obama homenajearon el 25 de mayo a Lutero en la puerta de Brandeburgo y por las mismas fechas se inauguró una espectacular exposición en Wittenberg. Esto, por citar sólo alguno de los eventos más destacados. Desde que acabó la II Guerra Mundial los aniversarios luteranos (nacimiento, muerte, 95 tesis, iluminación divina durante la tormenta de 1505…) apenas revestían relevancia. Pero ahora esto ha cambiado. ¿Por qué?

El gesto descrito a las puertas de la iglesia de Wittenberg es la representación mítica y ritual de lo que significó Martín Lutero para el entonces llamado Sacro Imperio Germánico. Hace mucho que se duda de que clavara sus tesis; las menciones al acto desafiante aparecen mucho después conforme se va adornando y mitificando al personaje Lutero y al cisma que trajo consigo. Pero, si non è vero, è ben trovato. Resulta mucho menos heroico mandar por correo –que es lo que con toda probabilidad sucedió– el texto de protesta al obispo de Maguncia. Así que el gesto simbólico conserva hoy toda su prosopopeya teatral pero era mucho más épico en aquel tiempo, porque el hombre del siglo XVI sabía que este era el modo en que se daban a conocer los llamados carteles de desafío, con los que un caballero insultaba públicamente a otro y le retaba a duelo. Había que responder, si no, quedaba deshonrado para siempre. Hay en la figura de Lutero un componente de heroísmo a toro pasado muy interesante para comprender su significado en la historia de Alemania y sí, no se sorprenda el lector, en la de España.

El cisma luterano es la manifestación de un problema político, y haberlo mantenido en el orbe de lo religioso enturbia completamente su comprensión. A través de él se expresa el nacionalismo germánico de la primera hora y por eso Martín Lutero es celebrado y exaltado en Alemania cada vez que a ese nacionalismo le sube la temperatura. Desde la II Guerra Mundial no se ha conmemorado de manera significativa ninguna efemérides luterana. En 1983 pasó sin pena ni gloria en la RFA el quinto centenario del nacimiento de Martín Lutero que tan festejado fue en tiempos de Bismarck. Así, por ejemplo, el 10 de noviembre de 1883, el emperador Guillermo I encabezó el desfile del cuarto centenario del nacimiento de Martín Lutero en Eisleben.

Lutero fue el gran valedor de las oligarquías, el garante religioso de un feudalismo tardío que mantuvo a Alemania en el atraso y la pobreza

En Historia del año 1883 Emilio Castelar escribe: «Los pueblos protestantes han celebrado el cuarto centenario de Lutero con universales jubilaciones»; y también que aunque «los católicos y los protestantes de Alemania no han podido acordarse para celebrar al creyente, se han acordado para celebrar al patriota». Pero lo más interesante es el colofón: «Nosotros, que no pertenecemos a la religión luterana ni a la raza germánica, españoles y católicos de nacimiento, podemos celebrar sin escrúpulo al que, iniciando la libertad de pensamiento y examen, ha iniciado las revoluciones modernas, a cuya virtud hemos roto nuestras cadenas de siervos y proclamado la universalidad de la justicia y del derecho». No necesitamos por tanto ir a Wittenberg y leer los textos que comentan la espectacular exposición. Lo que allí se cuenta es exactamente lo mismo que Castelar nos dice: Lutero, el padre de la libertad religiosa en Europa; Lutero, el héroe por cuyo esfuerzo sin par este continente se libró de las tinieblas y de la esclavitud. Dice Castelar que «hemos roto nuestras cadenas». A Lutero le debemos nada menos que «la justicia y el derecho», porque resulta evidente que los españoles no teníamos. Qué simpático resulta esto de que los hijos de Roma desconozcan el Derecho, los pobres.

Y, claro está, si Lutero rompe cadenas es que había cadenas que romper y alguien las había puesto. Si trae la libertad de pensamiento es que tal cosa no existía, ¿y quién lo impedía? No hace falta ni nombrarlo pero está ahí, constantemente presente: el oscuro y siniestro Imperio español y católico. Para que el héroe Lutero exista tiene que haber un monstruo al que él se enfrente. Si no hay monstruo, no hay héroe. Quien visita hoy Wittenberg o cualquiera de las muchas exposiciones y celebraciones que pueden verse en Alemania, incluso si es español y católico –especialmente si es español y católico– no ve el decorado que hace posible el brillo germánico. Cuando digo católico no quiero decir creyente. La fe es irrelevante en este contexto. Nos referimos a quienes han nacido en un país de cultura católica. Porque ese relumbrón germánico ha necesitado siglo tras siglo como condición sine qua non para su exaltación que el sur mediterráneo sea oscuro y atrasado, inmoral y decadente, vago y poco fiable. Es en tiempos de Lutero cuando el adjetivo welsch –una denominación geográfica poco precisa para referirse al sur– pasó a significar latino o románico, y malvado e inmoral al mismo tiempo.

La «libertad luterana» no resiste una mirada cercana y libre de prejuicios. Comenzó provocando una guerra espantosa que se llamó la Guerra de los Campesinos y que dejó más de 100.000 muertos en los campos del Sacro Imperio. Porque los campesinos se creyeron de verdad aquellas exaltadas predicaciones en boca de Lutero y de otros que clamaban contra las riquezas acumuladas por los poderosos de la tierra con Roma como garante de tales injusticias. Esto provocó una convulsión social como no se ha conocido otra en Europa hasta la Revolución Francesa. Los príncipes alemanes, cuyo propósito era básicamente oponerse al emperador, no pensaron que alentar aquella efervescencia antisistema (Carlos V y el catolicismo) pudiera volverse contra ellos, pero tuvieron que enfrentarse a una revuelta de proporciones gigantescas. Algunos clérigos revolucionarios como Müntzer, llamado el teólogo de la revolución, se mantuvieron fieles a sus principios hasta el final y fueron ejecutados, pero Lutero decidió sobrevivir. Desde comienzos de 1525, tras la muerte de Hutten y Sickingen, los dos cabecillas revolucionarios que lo habían amparado, Lutero se pone al servicio de los príncipes alemanes y alienta la violencia brutal con que los grandes señores germánicos acabaron con estas rebeliones de campesinos: «contra las hordas asesinas y ladronas mojo mi pluma en sangre, sus integrantes deben ser estrangulados, aniquilados, apuñalados, en secreto o públicamente, como se mata a los perros rabiosos».

Desde entonces Lutero se convierte en el gran valedor de las oligarquías señoriales, en el garante teológico de un feudalismo tardío que mantuvo a Alemania en un estado de pobreza y atraso ya superado en España y en la mayor parte del sur. El enquistamiento por la vía religiosa de estas oligarquías impidió la unificación de Alemania e hizo posible una supervivencia anómala del sistema feudal en esa parte de Europa. Casi todo el mundo sabe que el régimen de los siervos duró en Rusia hasta el siglo XIX, pero se ignora que en Alemania también, notablemente en las zonas protestantes. Uno de los primeros estados en abolir las leyes de servidumbre fue la católica Baviera en 1808, pero el proceso no culminó hasta mediados del siglo en la zona oriental. Bien. Esto por lo que respecta a Lutero como libertador social. Vamos ahora a Lutero como libertador mental.

Casi la cuarta parte de las propiedades del Sacro Imperio cambiaron de manos. No hubo un latrocinio igual hasta la Revolución Rusa

Libertad religiosa o libre examen son dos iconos lingüísticos acuñados por Lutero que no tuvieron nunca un reflejo en la realidad, como demuestra primero la lógica y luego la historia.

Supuestamente el libre examen significa que el cristiano debe entenderse con Dios directamente a través de los textos sagrados, sin intermediarios gravosos e inmorales como «los romanos» (así llamaba Lutero al clero católico, aunque fuesen tan alemanes como él). Si esto es así, hay una consecuencia inmediata: la desaparición del clero por innecesario. La evidencia demuestra que esto jamás sucedió, porque Lutero no operó la destrucción de las iglesias, sino que creó otra. Ni Lutero dejó de ser clérigo, ni disminuyó el número de ellos en el Sacro Imperio. Simplemente se formó un nuevo cuerpo sacerdotal que también condujo al rebaño hacia donde debía ir. Solo que ahora ese cuerpo de pastores sirve únicamente al señor del territorio (y no a un papa extranjero y a un emperador aliado con el mundo welsch) que es el que le da de comer. Si le sirve bien, como hizo Lutero, vivirá bien. Vivirá incluso mejor que con los «romanos» y, así, Lutero recibió del príncipe de Sajonia, como primera prueba de gratitud, el que había sido su antiguo convento en Wittenberg. Es un muy bello palacio, donde se instaló con su nueva esposa, sus parientes y sus criados. Había nacido en el seno de una familia muy humilde y estos lujos, como monje agustino, no se los hubiera podido permitir nunca. Y no tocaremos aquí más el asunto de las críticas feroces contra los lujos del clero «romano».

La libertad religiosa es probablemente el tótem lingüístico más afortunado de Martín Lutero. Ha sido y es ininterrumpidamente esgrimido frente a las tinieblas del catolicismo y de su nación defensora por antonomasia, España. No hace falta siquiera pensar mucho para ver a dónde va a parar la libertad luterana. Si tal cosa hubiera existido alguna vez, siquiera teóricamente, también los católicos u otras facciones protestantes hubieran tenido derecho a ella. Si el cristiano es libre para interpretar los textos sagrados, entonces, también la interpretación católica es posible y debe ser aceptada. Y debería haber sido respetada en consonancia con la «libertad religiosa» que Lutero y sus diáconos predicaban. Si la lógica humana no es una patraña desde su misma raíz, esto es así. Pero lo cierto es que el nuevo clero creó una versión del cristianismo que fue la única aceptable y todas las demás fueron proscritas y perseguidas; la católica por supuesto, pero también los anabaptistas, calvinistas, menonitas, etcétera.

Se le esgrime como adalid de la libertad religiosa, pero el clero luterano proscribió y persiguió las demás versiones del cristianismo

Sin embargo, siglo tras siglo, Lutero se ha paseado por la historia de Europa inmune a la verdad, a los hechos y a la lógica. Puede el lector teclear en Internet en algún buscador la secuencia «Lutero libertad religiosa» y verá. Si lo hace en inglés y alemán, se quedará pasmado. Podríamos llevar este juego perverso con las palabras un poco más lejos y exasperar los argumentos históricos habitualmente aceptados. Porque aplicar la «libertad religiosa» en sentido luterano es lo que hicieron los Reyes Católicos en España, a saber, que todos los súbditos deben tener la misma religión que su señor terrenal. Este es el principio conocido como cuius regio, eius religio, y dio cobertura legal a los príncipes alemanes para obligar a las poblaciones de sus territorios a hacerse protestantes, lo quisieran o no, y no siempre con persuasivos y pacíficos sermones. Pero es evidente que los Reyes Católicos no pueden ser padres de la libertad religiosa, aunque hicieron exactamente lo mismo, porque, como dice Castelar, nosotros no somos luteranos ni pertenecemos a la raza germánica.

A estas alturas ya estará preguntándose ¿pero por qué tenían este empeño los príncipes alemanes en hacerse protestantes? Pues no es difícil tampoco de explicar, pero para eso, como señalamos más arriba, hay que salirse del terreno religioso, de la superioridad moral y de las palabras totémicas donde empeñosamente ha insistido todo el protestantismo en situar aquel sangriento conflicto. Casi una cuarta parte de los bienes raíces del Sacro Imperio cambiaron de manos, entre las confiscaciones de propiedades eclesiásticas y las de aquellos que abandonaron los territorios protestantes por negarse a acatar la conversión forzosa. Hasta la Revolución Rusa no ha habido latrocinio comparable en Occidente. Pero, claro está, no los llamamos así, porque el uno tenía una cobertura teológica y el otro una cobertura ideológica. En definitiva: una justificación moral. Esto naturalmente no se lo van a contar al visitante en la magna exposición de Wittenberg.

Fue furiosamente antisemita y prefigura el programa nazi. La noche de los Cristales Rotos se hizo en honor a su 450 cumpleaños

Lutero fue no solamente anti-latino sino furiosamente antisemita. El filósofo alemán Karl Jaspers escribió que el programa nazi está prefigurado en Martín Lutero, que dedicó a los judíos párrafos espeluznantes: «Debemos primeramente prender fuego a sus sinagogas y escuelas, sepultar y cubrir con basura a lo que no prendamos fuego, para que ningún hombre vuelva a ver de ellos piedra o ceniza». El primer gran pogromo de 1938, la noche de los Cristales Rotos, fue justificado como una operación piadosa en honor de Martín Lutero, por su 450 cumpleaños. A las elecciones de 1933 concurrió Hitler con un soberbio cartel donde la imagen de Lutero y la cruz gamada aparecen juntas. Las celebraciones luteranas de los nazis fueron espectaculares. Con idéntica ferocidad alentó y justificó Lutero la quema de brujas, que dejó en Alemania no menos de 25.000 víctimas, según Henningsen. Llevamos tantos miles, millones de muertos con este asunto que es mejor no hacer cuentas.

Pero no hay de qué avergonzarse. Alemania celebra sin disimulo a Martín Lutero porque se siente bien, porque Lutero es el padre del nacionalismo alemán y de su iglesia y tiene por lo tanto… indulgencia teológica. Desde que se produjo la reunificación y vino luego el euro como mágico elixir, Alemania está en un tiempo nuevo y afronta sin sombras una hegemonía europea incontestada. Gran Bretaña ha desertado del barco de la Unión y Francia no está en condiciones de enfrentarse a la indiscutible supremacía germánica. Ni España ni Italia parecen darse mucha cuenta de cuán necesarias son para compensar esta hegemonía y andan perdidas, sin poder superar el complejo de inferioridad que asumieron hace siglos. Porque con todo esto llegamos al gran asunto que aquí se ventila: el de la superioridad moral frente al porcino mundo no protestante, en el cual vivimos y que ha sido tan absolutamente asumida que muchos de nuestros periódicos, como en tiempos de Castelar, se han sumado gozosos a la celebración luterana, tan ciegos y tan perdidos en el laberinto de su propia inferioridad hoy como hace 100 años.

María Elvira Roca Barea es filóloga y autora de Imperiofobia y Leyenda Negra’ (Siruela).

Artículo publicado originalmente en El País

Let’s block ads! (Why?)

EL P. Custodio Ballester explica las razones de su retiro por un año

Etiquetas

(InfoCatólica) Comunicado del P. Custodio Ballester:

Hace unos dias me entrevisté con D. Juan José Omella. El Sr. Cardenal me ofreció completar mis estudios teológicos en el Instituto Bíblico de Jerusalén, el más prestigioso del mundo en esta materia, o en el Instituto Católico de Lyon, más cercano. Creo que D. Juan José me ha querido preservar de las posibles dificultades suscitadas por las diversas tensiones sociopoliticas y también pastorales que se viven en la Archidiócesis y que podrian afectar a mi ministerio sacerdotal. Ese periodo de estudios ciertamente podía repercutir posivamente en mi preparación intelectual y ministerial.

He sido yo mismo el que le he pedido este año sabático para completar mi tesis doctoral en Teología Fundamental y poder atender a la vez a mi anciana madre.Sólo poderosos motivos familiares me han impedido aceptar el ofrecimiento de mi Arzobispo. Lo primero es el sacerdocio y la esencial obediencia a las indicaciones del legítimo pastor.

Por ello, os pido que nadie juzgue las intenciones de D. Juan José. Sólo Dios puede hacerlo. Yo acepto su decisión. Os pido que lo hagáis también vosotros, no tanto por mí, sino pensando en las necesidades de mi madre. Muchos de vosotros también la tenéis y podréis comprenderme.

El Sr. Cardenal puede equivocarse, pero yo no me equivocaré obedeciéndole. Soy sacerdote y debo ser agradecido por el don de una vocación que he recibido del Señor Jesús sin mèrito propio . Es Dios quien me llamó y me ungió sacerdote eterno por manos del cardenal Ricardo Mª Carles al que tanto aprecié. Estoy seguro que desde el Cielo pide que nuestra Iglesia de Barcelona se dirija unida y con paso firme hacia ese Reino de Justicia y Paz que el Señor promete a los que le son fieles.

Que nadie entristezca a la Santa Iglesia católica con un espectáculo de maledicencia, difamación y juicios temerarios. Si sois amigos míos y amáis a la Iglesia de Cristo aceptad mi nueva situación. La pedí yo mismo a D. Juan José como un favor personal y el accedió gustosamente.

No hagáis juicios de valor y ayudad a que nuestro Arzobispo pueda ser, con la ayuda de Dios y la vuestra, el pastor de todos.

Custodio Ballester Bielsa, pbro.

Noticias relacionadas

La Generalidad de Cataluña abre un expediente al P. Custodio Ballester por predicar contra el Orgullo Gay

P. Custodio Ballester: si a un cura se le impide hacer una consideración moral nos cargamos la libertad religiosa

El padre Custodio Ballester absuelto ante denuncia por «homofobia»

P. Custodio Ballester: «Quieren cerrar mi parroquia y prohibir las procesiones católicas»

Let’s block ads! (Why?)

No puede haber una sociedad libre y que progrese sin Dios

Etiquetas

(ACI/InfoCatólica) El Arzobispo de Valencia, España, Cardenal Antonio Cañizares, advirtió que un Estado que promueve el laicismo «se vuelve contra el ser humano», porque «no puede haber una sociedad libre, solidaria y que progrese sin Dios».

«El olvido y rechazo de Dios quiebra interiormente las aspiraciones del ser humano y socava las bases de la convivencia y de la dignidad inviolable de la persona. En esa ausencia se gesta la crisis moral de la actualidad», aseguró el Cardenal este viernes 21 de julio, durante su ponencia en el cierre de los cursos de verano de la Universidad Católica de Valencia (UCV).

«Quien no conoce a Dios, no conoce al hombre y quien destruye a Dios, destruye la humanidad de la persona, ignorando su verdadera dignidad y grandeza», añadió.

En enero de 2005, el Papa San Juan Pablo denunció al laicismo como una «ideología que lleva gradualmente, de forma más o menos consciente, a la restricción de la libertad religiosa hasta promover un desprecio o ignorancia de lo religioso, relegando la fe a la esfera de lo privado y oponiéndose a su expresión pública».

Por tal motivo, el Cardenal Cañizares recordó que este laicismo califica de «intromisión abusiva» aquello «principios morales fundamentales, válidos por sí mismos, universales y que tienen su fundamento más firme en Dios creador».

«Se intenta en vano crear una sociedad moderna en la que se prescinde de la moral como si se tratase de una imposición, lo que en realidad es una exigencia del bien común», agregó.

Sin embargo, el Purpurado señaló que no se puede tachar de «imposición moral» la defensa de la vida humana «en todas las fases de su existencia» o defender que no se «instrumentalice® a ningún ser humano.

«La Iglesia no propugna una sociedad confesional. La fe se propone, no se impone; pero los cristianos tenemos el deber de afirmar a Dios porque así afirmamos y servimos al hombre», indicó.

El Cardenal Cañizares concluyó afirmando que el problema de nuestro tiempo es la «quiebra moral y de humanidad»  que se une «a la ausencia de Dios del espacio humano y cultural, camuflado, además, en una religiosidad vacía».

«La más grande de las indigencias es la falta de Dios, sin el que el mundo es árido, abatido, sin futuro y sin salida, sin esperanza. Y solo con Dios la Tierra será verdaderamente humana y habitable», sentenció.

Let’s block ads! (Why?)

Faustino Burgos Brisman, nuevo obispo para República Dominicana

Etiquetas

(ACI/InfoCatólica) El Papa Francisco nombró como nuevo Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, en República Dominicana, al P. Faustino Burgos Brisman, hasta ahora director provincial de las Hijas de la Caridad de la región Caribe.

Breve biografía

El P. Burgos Brisman nació el 15 de febrero de 1960 en la ciudad de San Francisco de Macorís, en República Dominicana.

Es licenciado en Filosofía y licenciado en Ciencias Religiosas, ambas por el pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino, en Santo Domingo. También cuenta con un diplomado en Estrategias y Administración de centros Educativos, por la Universidad Nacional Autónoma de México y un postgrado en espiritualidad por el Centre Internationale de Francia.

Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo y pertenece a la Congregación de la Misión fundada por San Vicente de Paúl.

El P. Burgos Brisman cuenta además con una amplia experiencia ministerial, tanto en ámbito parroquial que como formador de seminario, además de director de varios centros educativos de su congregación en Santo Domingo.

Ha sido misionero en Haití. Desde 2003 a 2015 fue Provincial de su Instituto religioso para la región de las Antillas.

Como párroco ha trabajado en las parroquias La Milagrosa y San Vicente de Paúl, ambas en la zona de Los Mina, en Santo Domingo, así como en la Medaille Miraculeuse, en Port Au Prince, Haití.

Desde 2015 hasta la fecha es Director Provincial de las Hijas de la Caridad  de la región Caribe.

Let’s block ads! (Why?)

Restauran iglesia cristiana en Siria

Etiquetas

(ACI/InfoCatólica) Después de cuatro años de trabajos de restauración tras ser destruida por terroristas islámicos, los cristianos en la ciudad siria de Maalula pudieron celebrar Misa en la iglesia greco-ortodoxa de San Elías.

La liturgia tuvo lugar el 20 de julio y fue presidida por el Obispo greco-ortodoxo de Seleucia y Vicario del Patriarcado de Damasco, Mons. Efraím Malouli, en el día de la fiesta ortodoxa del profeta Elías.

Según informó la organización de ayuda francesa SOS Chrétiens d’Orient, asistieron a la Misa unas 200 personas, entre ellas el alcalde de Maalula.

El director de SOS Chrétiens d’Orient, Benjamin Blanchard, que también estuvo presente, dijo a ACI Prensa que la Misa «se ofreció por todos los mártires cristianos que murieron durante los combates entre los terroristas y ejército sirio»

Como un gesto de agradecimiento por haber ayudado en la reconstrucción de la iglesia, Mons. Malouli y el párroco del templo, P. Elías, obsequiaron a la organización un cuadro de bronce que representa a San Elías subiendo al cielo en un carro tirado por caballos.

Cuadro de Bronce que representa al profeta Elías al ser llevado al cielo

Después de la Misa, los voluntarios de SOS Chrétiens d´Orient y Mons. Malouli se dirigieron al monasterio de Santa Tecla, que fue quemado y utilizado como cuartel por los terroristas y actualmente se encuentra en restauración.

Allí, el Obispo greco-ortodoxo de Seleucia desveló los nuevos íconos que decorarán la iglesia que está dentro del monasterio. Estas imágenes son muy estimadas por los ortodoxos ya que dentro de sus iglesias suelen estar ubicadas en el altar.

Íconos para la iglesia greco-ortodoxa de San Elías

Maalula está ubicada a 55 kilómetros de Damasco, está rodeada de montañas y sus iglesias y monasterios cristianos datan desde el siglo I. Sus habitantes aún hablan arameo, el idioma de Cristo.

Blanchard indicó que Maalula ha quedado destruida en un 60% por los combates entre el ejército sirio y el Frente Al-Nusra.

Antes que los yihadistas tomaran la ciudad en febrero de 2013, vivían allí unas cinco mil personas.

Entre los meses de septiembre y diciembre de 2013 Maalula fue el escenario de varias batallas por el control de la ciudad que forzaron a los cristianos a abandonar el lugar.

A fines de ese mismo año, los yihadistas recuperaron la urbe y secuestraron a unas 12 religiosas ortodoxas que luego de varios meses fueron liberadas en el Líbano.

En abril de 2014 el ejército sirio y la milicia chiíta libanesa Hezbolá expulsaron a los terroristas del Frente Al-Nusra. Desde entonces los cristianos han ido regresando poco a poco a la ciudad.

Tras explicar que SOS Chrétiens d´Orient sirve en Maalula desde 2014 y que ya han restaurado otra iglesia, Blanchard dijo a ACI Prensa que el futuro de los cristianos ahora «es bueno, ahora su ciudad está asegurada. El único problema es la falta de empleos porque antes de la guerra muchas de las familias trabajaban en Damasco, pero regresaban. Ahora no pueden hacer esto porque existe el peligro de que los terroristas los ataquen en la carretera».

Uno de los signos de esperanza para los cristianos ha sido la instalación de una imagen de tres metros la Virgen María en una de las montañas que rodean la ciudad.

Let’s block ads! (Why?)