Etiquetas

(LifeSiteNews/InfoCatólica) Un endocrinólogo afirmó el pasado martes que los atletas biológicamente masculinos que compiten como «mujeres» son realmente «machos feminizados en vez de verdaderas hembras», a pesar que pasen por procedimientos médicos para tener sus niveles de testosterona artificialmente reducidos.

«Es realmente importante saber que mientras las hormonas [ciertamente] desempeñan un papel en el rendimiento atlético, al dar una hormona femenina y suprimir la testosterona normal en el hombre, hay muchos aspectos de la biología fundamental que no cambian», dijo Dr. Paul Hruz, apareciendo en el «Tucker Carlson Show» de FOX News, con la oradora conservadora Laura Ingraham en sustitución de Carlson.

El Dr. Paul Hruzes profesor asociado de pediatría, endocrinología y diabetes, así como profesor asociado de biología celular y fisiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, de acuerdo con el sitio web de la universidad. Está afiliado al St. Louis Children’s Hospital.

Ingraham presentó el tema destacando el caso de la «mujer» transgénero Jillian (antes John) Bearden, una atleta que hizo la «transición» de «hombre a mujer» y que actualmente compite en eventos profesionales de ciclismo femenino.

«El estudio de individuos que han tenido una manipulación artificial de sus niveles hormonales -y cómo influye a largo plazo en su desempeño en el atletismo y otras áreas- es en gran parte desconocido, y se suele tener la impresión de que ocurre a nivel genético en cada célula y en todos los tejidos del cuerpo», dijo Hruz, «pero muchos de estos cambios no son atribuibles al solo uso de hormonas».

Niños víctimas de la ideología de género

Hruz es también co-autor de un informe en la revista, The New Atlantis , «Growing Pains», que trata de la creciente tendencia de los niños «transgénero» (a menudo con la aprobación de sus padres) que buscan hacer la «transición» a un «género» de sexo opuesto, y la débil justificación científica de este fenómeno.

Ingraham hizo referencia a un estudio, similar a un informe británico de 2016, que muestra un aumento dramático en los últimos años en niños menores de edad tratados en clínicas por disforia de género. Así, mientras uno los atribuyen a «un gran negocio» otros alegan que se debe «solo a que las personas son más libres para expresarse».

Hruz respondió: «Hay mucha preocupación, porque muchos niños que normalmente habrían realineado su identidad de acuerdo con su sexo biológico ahora están avanzando en el tratamiento hormonal».

Ingraham señaló que algunos niños que están siendo alentados a llevar a cabo la transformación «transgénero» supuestamente al sexo opuesto son niños muy pequeños, incluso de cuatro, cinco o seis años de edad: «Estos son niños pequeños que todavía andan en la calle tomados de la mano, pero están tomando algunas decisiones bastante importantes».

Hruz estuvo de acuerdo en afirmar ese curso de acción que finaliza en la cirugía está influyendo en el desarrollo y la «trayectoria que estos niños normalmente tendrían», por lo que debe ser investigado.

Efectos en el deporte

Ingraham describió las actuales reglas del Comité Olímpico Internacional que permiten que las personas (biológicamente nacidas o no) compitan como «mujeres» siempre y cuando su nivel de testosterona se mantenga en un umbral mínimo durante un año antes de la competencia y le preguntó al Dr. Hruz: ¿Tiene sentido para usted médicamente?»

«Lo que es cuestionable sobre toda esa filosofía», respondió, es que mientras los niveles hormonales sí tienen alguna influencia, «hay muchos otros componentes relacionados con ser un hombre o una mujer. Y así, si usted toma a un varón y suprime su testosterona y le da estrógeno, realmente, desde un punto de vista biológico sigue siendo un hombre, un hombre feminizado en lugar de una verdadera mujer».

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios