Etiquetas

(AsiaNews/InfoCatólica) Dos parejas nepaleses cristianas fueron arrestadas por la policía porque fueron acusadas por un grupo de locales sobre «posibles conversiones forzadas». El presidente del Global Council of Indian Christians (Gcic), Sajan K George, recuerda a AsiaNews que la Constitución india garantiza «el derecho a la libertad de conciencia y a profesar, practicar y propagar la propia religión».

Las parejas, de las cuales no fueron revelados sus nombres, provienen de la ciudad nepalesa de Chiton Narayangarh y se encuentran de hace más de un mes en Muzaffarpur (Bihar). En ese momento, las dos parejas, se alojaron en un hotel de la zona de Ahodia Market, pero cada día visitaron una zona de la ciudad, predicando el cristianismo y dirigiéndose particularmente a los pobres y a los analfabetos

El consejero local y su suegra fueron los primeros en criticar a los nepaleses e hicieron una denuncia contra las dos parejas, acusándolas de convertir a la gente con medios fraudulentos. A ellos se agregaron otras 6 personas con la misma denuncia: de tener como objetivo a los pobres y alentarlos a abrazar el cristianismo con promesas seductoras.

El 1 de agosto pasado los nepaleses fueron entonces detenidos en la estación de policía de Kaji Mohammedpur. Ellos rechazan la acusación de haber usado promesas seductoras de compensación en dinero para llevar a los pobres a convertirse al cristianismo: dicen que usaron solo su palabra, hablando del cristianismo y de las cosas escritas en la Biblia.

Incremento de arrestos contra los cristianos

Sajan K George lamenta el crecimiento de «arrestos de cristianos, bajo falsas acusacionesde conversiones forzadas». Desde hace tiempo en 7 Estados de India hay una ley que prohíbe las conversiones forzadas, detrás de promesas de dinero o de lavado de cerebro. El último Estado que emitió tal ley es Jhakhand. Tal ley no frena las conversiones, sino que obliga a una incómoda verificación estatal de los motivos por los cuales una persona se convierte.

La situación fue emporando desde cuando el BJP, el partido nacionalista hindú, subió al poder a nivel central creando sospechas sobre cada conversión y sobre el trabajo de evangelización de las Iglesias cristianas.

El caso de las parejas nepaleses es un ejemplo: los 4 estaban de hecho evangelizando, pero las acusaciones dicen que ellas tentaban a los pobres con seducciones, sin presentar ninguna prueba.

«El Art. 25(1) de Constitución India-afirma el presidente del GCIC-dice que “todas las personas”, no sólo los ciudadanos indios, tienen derecho a la libertad de conciencia y a profesar, practicar y propagar la religión libremente. Compartir la Buena Noticia no es un gesto ilegal o criminal. Compartir con los otros el Evangelio no es un crimen, sin embargo los nepaleses fueron arrestados. India es una sociedad multi-étnica, multi-lingüística y multi-cultural con garantías constitucionales».

«Para nuestra India independiente-concluye-es una gran vergüenza que los cristianos, un minúsculo 2,3% de la población, vivan en un clima de miedo e intimidación».

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios