Etiquetas

(Gaudium Press/InfoCatólica) El pasado 01 de agosto, la Capellanía de San Felipe Neri recibió la gracia de contar con la reliquia para la festividad de San Pedro en Cadenas, la memoria litúrgica que conmemora la estadía en prisión del Apóstol, de la cual fue liberado milagrosamente por un ángel. El eslabón de la cadena fue dispuesto en el altar durante una Misa cantada asistida por dos seminaristas.

La peculiaridad de la presencia de dos reliquias vinculadas a San Pedro en la misma Diócesis es debida al interés de Mons. Louis de Goesbriand, primer Obispo de Burlington. El prelado obtuvo el permiso de elaborar una réplica idéntica de las cadenas conservadas en Roma y ponerla en contacto directo con las originales para convertirlas en una reliquia de tercer grado.

Además de esta gracia, el Obispo pudo notar que existían siete eslabones adicionales en el templo romano de Santa Cecilia y que éstos estaban casi olvidados. Entonces resolvió pedir al Pontífice uno de los eslabones originales antes de asistir a una peregrinación a Tierra Santa. A su regreso, y antes de partir nuevamente a Estados Unidos, el prelado recibió del Papa León XIII la reliquia como obsequio.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios