Etiquetas

(ACI/InfoCatólica) Después de cuatro años de trabajos de restauración tras ser destruida por terroristas islámicos, los cristianos en la ciudad siria de Maalula pudieron celebrar Misa en la iglesia greco-ortodoxa de San Elías.

La liturgia tuvo lugar el 20 de julio y fue presidida por el Obispo greco-ortodoxo de Seleucia y Vicario del Patriarcado de Damasco, Mons. Efraím Malouli, en el día de la fiesta ortodoxa del profeta Elías.

Según informó la organización de ayuda francesa SOS Chrétiens d’Orient, asistieron a la Misa unas 200 personas, entre ellas el alcalde de Maalula.

El director de SOS Chrétiens d’Orient, Benjamin Blanchard, que también estuvo presente, dijo a ACI Prensa que la Misa «se ofreció por todos los mártires cristianos que murieron durante los combates entre los terroristas y ejército sirio»

Como un gesto de agradecimiento por haber ayudado en la reconstrucción de la iglesia, Mons. Malouli y el párroco del templo, P. Elías, obsequiaron a la organización un cuadro de bronce que representa a San Elías subiendo al cielo en un carro tirado por caballos.

Cuadro de Bronce que representa al profeta Elías al ser llevado al cielo

Después de la Misa, los voluntarios de SOS Chrétiens d´Orient y Mons. Malouli se dirigieron al monasterio de Santa Tecla, que fue quemado y utilizado como cuartel por los terroristas y actualmente se encuentra en restauración.

Allí, el Obispo greco-ortodoxo de Seleucia desveló los nuevos íconos que decorarán la iglesia que está dentro del monasterio. Estas imágenes son muy estimadas por los ortodoxos ya que dentro de sus iglesias suelen estar ubicadas en el altar.

Íconos para la iglesia greco-ortodoxa de San Elías

Maalula está ubicada a 55 kilómetros de Damasco, está rodeada de montañas y sus iglesias y monasterios cristianos datan desde el siglo I. Sus habitantes aún hablan arameo, el idioma de Cristo.

Blanchard indicó que Maalula ha quedado destruida en un 60% por los combates entre el ejército sirio y el Frente Al-Nusra.

Antes que los yihadistas tomaran la ciudad en febrero de 2013, vivían allí unas cinco mil personas.

Entre los meses de septiembre y diciembre de 2013 Maalula fue el escenario de varias batallas por el control de la ciudad que forzaron a los cristianos a abandonar el lugar.

A fines de ese mismo año, los yihadistas recuperaron la urbe y secuestraron a unas 12 religiosas ortodoxas que luego de varios meses fueron liberadas en el Líbano.

En abril de 2014 el ejército sirio y la milicia chiíta libanesa Hezbolá expulsaron a los terroristas del Frente Al-Nusra. Desde entonces los cristianos han ido regresando poco a poco a la ciudad.

Tras explicar que SOS Chrétiens d´Orient sirve en Maalula desde 2014 y que ya han restaurado otra iglesia, Blanchard dijo a ACI Prensa que el futuro de los cristianos ahora «es bueno, ahora su ciudad está asegurada. El único problema es la falta de empleos porque antes de la guerra muchas de las familias trabajaban en Damasco, pero regresaban. Ahora no pueden hacer esto porque existe el peligro de que los terroristas los ataquen en la carretera».

Uno de los signos de esperanza para los cristianos ha sido la instalación de una imagen de tres metros la Virgen María en una de las montañas que rodean la ciudad.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios