Etiquetas

(AsiaNews/InfoCatólica) La viuda del premio Nobel de la paz Liu Xiaobo está obligada a unas «vacaciones forzadas» por la policía para la seguridad nacional en la provincia sud-occidental de Yunnan. Mientras tanto, los activistas por los derechos humanos realizan conmemoraciones por el disidente a una semana de su muerte. 

Liu Xia, que estuvo bajo control por la policía y en arresto domiciliario desde que le otorgaron el Premio Nobel de la paz a su marido, en octubre de 2010, ahora está «de vacaciones», con su hermano Liu Hui. Lo reporta un comunicado del miércoles pasado el Centro por los derechos humanos y la democracia en China desde Hong Kong. Según la declaración que cita fuentes cercanas a la familia, ambos están aislados y no han podido tener contacto directo con amigos y parientes en Beijing.

La desaparición forzada de ambos coincide con la tradicional conmemoración que se realiza una semana después de la muerte de una persona, que se realizó en secreto por activistas de la nación china y más abiertamente en la ex -colonia inglesa de Hong Kong. Los activistas visitaron las playas y costas, haciendo ofrecimientos en memoria del esparcimiento de las cenizas de Liu en el mar el sábado pasado, en un intento de los funcionarios chinos de impedir a los activistas por la democracia y los derechos humanos de construir un altar dedicado a él.

El grupo de acción por la liberación de Liu Xiaobo, organizador del evento, invitó a sus seguidores en todo el mundo a conmemorarlo en el séptimo día de su muerte. Los activistas han usado velas, flores, retratos de Liu y sillas vacías como referencia a la silla vacía que lo representó en la ceremonia de premiación por el premio Nobel por la paz en 2010 en Oslo.

Pero la mayor parte de los seguidores de Liu en China no han podido participar, como lo refirió a Radio Free Asia (Rfa) por el activista de Beijing Hu Jia, agregando estar siempre bajo constante vigilancia por la policía de seguridad nacional. «Van detrás de mí a cualquier lado vaya y si salgo en coche, me siguen», dijo Hu. «Estoy bajo arresto domiciliario ya desde el 27 de junio para impedirme poder ir a Shenyang».

La policía bloquea a los disidentes

Cuando Liu falleció, estaba recibiendo atención médica para el cáncer al hígado ya terminal, en el primer hospital universitario chino en la ciudad nord-occidental de Shenyang. En todo momento bajo estrecho control policial y le estaba prohibido cualquier visita a excepción de algunos estrechos miembros de la familia. «Pero, ya sea que me impidieran ir a la costa o que me impidieran ir a Shenyang, no hace mucha diferencia, no puedo ir a ningún lugar», afirmó Hu. «Es obvio que deseo conmemorarlo y en cuanto budista, encendí incienso por él en el altar en mi casa y espero él llegue a la Tierra Pura». Hu dijo que no puede confirmar que Liu Xia esté en Yunnan bajo vigilancia policial. Sin embargo, él refirió que las fuerzas de seguridad están vigilando la vieja residencia de liu en Dalian, teniendo a distancia a los periodistas con «cordones militares» alrededor del área. Agregó que la casa de la pareja en Beijing está también controlada.

Una académica de Beijing pidiendo el anonimato dijo que fue intimada a no participar a un evento de conmemoración. «No querían que participase porque temían la reacción general de la población». «Quieren suprimirla antes que pueda radicarse».

Estrecha vigilancia y censura

En la provincia meridional de Guangdong, el activista por los derechos Jia Pin afirmó que no puede dejar su casa, en este momento bajo el control de la policía. «Tomé una silla vacía y puse una foto de Liu Xiaobo sobre ella y leí algunas palabras que había preparado», dijo Jia. «Luego hice el gesto de los tre dedos (que significa resistencia, libertad, esperanza) que había inventado Liu. Luego puse fotos online para recordarlo», agregó.

El activista de los derechos humanos residente en Zhjiang y querido amigo de Liu Xiaobo, Wen Kejian refirió que está bajo estrecha vigilancia. Interrogado ayer por la Rfa, Wen respondió: «No es oportuno que yo hable de nada en específico en este momento, ¿ok?».

Fuera de China continental, donde el Partido comunista en el gobierno aplica una censura inmediata de las imágenes relacionadas con Liu en las redes sociales, los seguidores han colocado fotos de sillas vacías junto a la costa en Facebook, Twiter e Instagram.

El disidente alemán Liao Yiwu, uno de los organizadores del grupo de acción por la liberación de Liu Xiaobo, dijo que muchos activistas han recordado el día de su conmemoración en modos diversos. «Yo recordaré a Liu en mi casa, junto con una decena de amigos míos», dijo. «Recitaré la Carta 08, que hemos escrito juntos, las partes que se refieren a la ausencia de los gigantes morales en una democracia. Otros amigos leerán sus poesías». Liao agregó: «Otras personas han realizado una vigilia delante de la embajada china desde el día de su muerte y fueron echados por un grupo de la embajada».

El relator Chen Pokong dijo que Liu «murió en el modo más cruel, testimonio del renacer del nazismo en la forma de la elite china corrupta». «La muerte de Liu Xiaobo no levantó ninguna ola de protestas en China», escribió Chen en un comentario mandado en onda por el servicio mandarín Rfa. «El Partido comunista chino está bloqueando todas las noticias sobre él». «Los medios locales no han respondido a las preguntas realizadas por los periodistas extranjeros al vocero del ministerio de Asuntos extranjeros, que demuestra justamente cuánto el Partido tenga miedo del  nombre de Liu Xiaobo».

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios