Etiquetas

(LSN/InfoCatólica) La ideología de género está causando cada vez más problemas a los agentes de la ley.  Uno de esos casos está afectando al policía de Fort Lauderdale, James Brinton, quien está siendo disciplinado y toda la policía de la ciudad está siendo obligada a someterse a un «entrenamiento» de sensibilidad transgénero porque Brinton se refirió a un hombre biológico como «hombre».

El hombre en cuestión, Shelby Kendall, un agente de bienes raíces de 48 años de edad, es de hecho de sexo másculino, pero en 2014 pidió que se cambiara su licencia de conducir para que diga que es «mujer».

Shelby Kendall

El estado de la Florida hizo justamente eso, y a penas presionar un botón, a Kendall le fue concedido un cambio burocrático de sexo y fue oficialmente declarado por el gobierno como una «mujer».

En enero, el oficial Brinton detuvo a Kendall en una carretera pública y comenzó a levantarle una boleta por conducir de forma imprudente.

Aquí es donde comenzó el problema: En lugar de mostrar su sexo biológico, la computadora de la policía que llenó la información de la licencia de conducir de Kendall en la boleta lo identificó como mujer. El oficial Brinton pensó que era un error de la computadora y lo corrigió.

Mientras tanto, Kendall darse a la fuga en su automóvil – o eso fue lo que el oficial pensó (Kendall afirma que simplemente estaba saliendo del camino de otro conductor). Brinton saltó de su automóvil y esposó a Kendall para luego pedir respaldo. Luego rechazo las alegaciones de Kendall cundo dijo algo sobre ser una mujer.

Solo cuatro días después Kendall se dirigió a los asuntos internos del departamento de policía y presentó cargos contra Brinton por confundir su género en la boleta.

Después llegó la burocracia en su peor momento. Un grupo de investigadores entrevistó e investigó el incidente a fondo.

Los investigadores de la policía pusieron a su colega Brinton contra las cuerdas. Ellos recomendaron que el policía fuera oficialmente reprendido por su atroz insensibilidad.

Siguió la humillación políticamente correcta. Brinton fue llevado el lunes ante la Junta de Revisión de la Policía de Ciudadanos. Explicó que no estaba tratando de intimidar a Kendall y que honestamente pensó que la información que alguien había ingresado en la computadora estaba equivocada.

Aún así decretaron que el oficial Brinton debía ser reprendido y que todo el departamento de policía de la ciudad debía recibir entrenamiento sobre cómo mentir para apaciguar los delirios transgéneros.

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios