Etiquetas

(Agencias/InfoCatólica) El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que conversó en tres ocasiones con el Papa Benedicto XVI sobre la ley del matrimonio homosexual, cuando estaban diseñándola, que el Pontífice se mostró «incisivo” y que él le confesó que un católico le pidió que utilizara el término «matrimonio homosexual».

«Fueron tres conversaciones porque las tres veces que estuve con Benedicto XVI, en las tres salió el tema y, dentro de la prudencia vaticana, fue incisivo», ha recordado Zapatero este lunes 3 de julio en una entrevista en el programa de La Sexta ‘Al Rojo Vivo’.

Además, Zapatero ha revelado que en la última reunión con el Papa –ahora emérito– le confesó que un católico le pidió que lo llamara «matrimonio homosexual». «Le confesé que yo quería llamarlo matrimonio homosexual pero, si tenía alguna duda, en una reunión con una asociación de gais, uno se levantó y dijo:Soy católico practicante. Presidente, le pido que lo que yo quiero como católico lo pueda tener igual que un heterosexual‘».

Ante esta revelación, el expresidente del Gobierno ha recordado que Benedicto XVI reaccionó «prudentemente pero con preocupación». La ley fue aprobada por el Congreso el 30 de junio de 2005 y Zapatero también ha recordado «la cantidad de obispos» que acudieron a la manifestación contra la ley del matrimonio homosexual.

Doce años después, Zapatero ensalza las declaraciones de «tolerancia y respeto» del actual Pontífice, el Papa Francisco. «Afortunadamente, ahora hay un Papa que ha expresado tolerancia y respeto», ha subrayado.

Lo cierto es que la exhortación apostólica post-sinodal Amoris Laetitia expresa el rechazo absoluto al «matrimonio homosexual»:

251. En el curso del debate sobre la dignidad y la misión de la familia, los Padres sinodales han hecho notar que los proyectos de equiparación de las uniones entre personas homosexuales con el matrimonio, «no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia […] Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el “matrimonio” entre personas del mismo sexo»

Por otro lado, sobre la aprobación del matrimonio homosexual en Alemania con el voto en contra de la canciller Angela Merkel, Zapatero ha asegurado que tenía «esperanzas de que votara que sí» porque, a su juicio, «hubiera sido muy positivo para el contexto de la política europea».

En todo caso, considera que el hecho de que haya dado libertad de voto indica «que ya sabía que iba a dar el pase a que Alemania aprobara el matrimonio homosexual».

Let’s block ads! (Why?)

Anuncios